Planes de ahorro: jueza hizo lugar a amparo y ordenó retrotraer cuotas a abril de 2018

La jueza Adriana Pascual, del Juzgado Civil 5 con sede en Santa Rosa, hizo lugar este jueves al amparo colectivo y pidió retrotraer el valor a un año y medio atrás de las cuotas de los plan de ahorro de automóviles, cuando se produjo la primera gran devaluación del peso. La medida beneficia a 204 familias. Igual es provisoria.

La jueza pidió que se «fijen el valor de las futuras cuotas correspondientes a los planes celebrados con los amparistas, domiciliados en La Pampa, a los valores facturados al 1° de abril de 2018 individualmente», según la resolución a la que accedió Diario Textual.

 

Este amparo fue presentado hace dos días por abogados que trabajan con los diputados Espartaco Marín, Eduardo Tindiglia y Luis Solana. Los tres legisladores tomaron el tema y se pusieron a buscar una solución a la gran cantidad de pampeanos que sacaron planes de ahorro de autos y ahora no pueden hacer frente a las cuotas mensuales debido a la suba desmedida.

El amparo fue presentado en el Juzgado Nº 5 Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Primera Circunscripción Judicial correspondiente a Santa Rosa.

Los denunciados son Chevrolet S.A. de Ahorro para Fines Determinados, Plan Rombo S.A. de Ahorro para Fines Determinados, Volkswagen s.a. de Ahorro para Fines Determinados, FCA S.A. de Ahorro para Fines Determinados, Plan Ovalo S.A. de Ahorro para Fines Determinados, Interplan S.A. de Ahorro para Fines Determinados (Chery Plan), Circulo de Inversores S.A.U. de Ahorro para Fines Determinados (Peugeot S.A.) y Toyota Plan Argentina S.A de ahorro para fines determinados.

Los sistemas de capitalización que tienen por finalidad la adquisición de automotores es uno de los tres rubros con mayor cantidad de reclamos en las reparticiones públicas de defensa del consumidor de todo el país. La Pampa no escapa a esta problemática.

Los amparistas solicitaron, específicamente, reestructurar los contratos inherentes a los planes de autoahorro para la adquisición de vehículos cero kilómetro en relación al coeficiente de variación salarial, y como medida cautelar, retrotraer el valor de las cuotas a abril de 2018. Según explicaron los especialistas, se fijaron estos parámetros por cuanto fue en ese tiempo cuando se produjo la primera gran devaluación.