Preocupación por la grave situación económica del frigorífico de Trenel

De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, la empresa -hasta hace poco compuesta por cuatro socios- entró en cesación de pagos y tendría cheques rechazados por más de 60 millones de pesos. Hay preocupación en los empleados y en las autoridades provinciales.

El Frigorífico Trenel estaría sufriendo en estos días una endeble situación económica y financiera. Según diferentes fuentes consultadas por este diario, la empresa entró en cesación de pagos y tendría cheques rechazados por más de 60 millones de pesos.

Por el momento, sobre el caso hay un fuerte hermetismo. “Los más afectados son productores del norte de La Pampa, sobre todo de la localidad de Alta Italia, que se encontraron con esa situación cuando fueron a cobrar sus valores”, contó una de las fuentes.

En otra consulta realizada por este diario se explicó que hasta hace poco la empresa estaba compuesta por cuatro socios. “Todo empezó a cambiar desde la muerte de Rodolfo Gago, en julio de este año…porque era el que mejor conocía el negocio. A partir de ahí comenzó la debacle económica”, destacó el mismo informante.

Sin embargo, la empresa también estaría acuciada por una veintena de juicios laborales y no descartaría concursarse. “Algo hay…pero todavía no sabemos bien qué es lo que pasa. Por supuesto estamos preocupados y viendo la evolución del tema”, admitió una fuente vinculada a Casa de Gobierno.

Frigoríco Trenel fue comprado por los dueños de Frigorífico General Pico, Ernesto y Alan Lowestein, a mediados del año pasado. Sin embargo, los anteriores dueños de la firma se quedaron “trabajando adentro”, como matarifes, con 28 empleados a cargo.

“Llevas tus animales, de los faenan, y te cobran por animal…es muy común eso en el tema de la carne”, explicó otra fuente conocedora del tema.

A fines del mes de junio, el Frigorífico Trenel -junto al de Bernasconi- quedó afuera de la Cuota Hilton, un negocio que mueve unas 29.000 toneladas de carne que se exportan a Europa, en el que cada tonelada cotiza a 11.000 dólares.

La Cuota Hilton siempre es objeto de una puja donde además de los aspectos comerciales y técnicos (las plantas deben tener el apto para exportar a Europa), tallan los aspectos políticos.

Una nota del diario Clarín firmada por la periodista Silvia Naishtat reflejó en aquel momento el enojo de un grupo de frigoríficos que quedaron fuera de ese negocio.

En 2018, la Argentina por primera vez después de 10 años cumplió con toda la Cuota Hilton, unas 29.000 toneladas que permite la Comunidad Económica Europea ingresar a sus fronteras.